WARCRY

La caida en desgracia de Teamviewer

Como si de la historia del Imperio Romano se tratara, en el artículo de hoy vamos a tratar de entender que está pasando con Teamviewer.

Para el que no esté familiarizado con Teamviewer, es una herramienta que te permite controlar remotamente un PC. Según la política de los creadores de la aplicación, esta herramienta es de uso gratuito para uso particular, debiendo comprar una licencia para su uso de manera empresarial/comercial.

Llevo unos años usando Teamviewer para administrar mi pequeño servidor web, en el cual si estás leyendo esto habrás podido observar que no tengo publicidad y que es una simple web de entretenimiento. Por lo que siempre he cumplido con las políticas de los desarrolladores de la herramienta.

Lo que tengo claro, es que nunca recomendaría para uso empresarial una herramienta como Teamviwer, o cualquiera similar perteneciente a terceros, es un fallo de seguridad garrafal, pero hay gente para todo, supongo que ese es el negocio de Teamviewer. Lo normal en una empresa es administrar los equipos por ssh, o si quieres un entorno de escritorio puedes usar vnc, punto a punto sin pasar por servidores de terceros.

Una vez hecha la introducción, entremos en materia, durante el tiempo que he estado usando esta herramienta, en algunas ocasiones me salía un mensajito cuando iniciaba Teamviewer que ponía que se había detectado un posible uso comercial, obviamente lo cual no es cierto, pero no pasaba de ahí, pero ayer empezó a cortarme la conexión cada dos minutos, entonces ¿Qué pasa con Teamviewer? Para responder a esta pregunta, me fui a preguntárselo a Google, y descubrí para mi asombro que desde el 2016 había entradas en este sentido, leyendo una de las entradas, me enteré de que por lo visto hubo una escisión de parte del equipo original de Teamviewer, las comunidades cuando hay pasta de por medio es lo que tiene, y parece ser que el equipo que se quedó a cargo de la aplicación, sobre el papel y de cara a la comunidad no cambió sus políticas de uso, pero la realidad es que quiere que pases por caja y pagues, recurriendo a tretas como la desconexión cada dos minutos de la sesión.

He visto que hay maneras de “resetear” estas limitaciones, que si un crack, que si desinstalando y volviendo a instalar previo cambio de mac, etc. Pero me niego a recurrir a esto cada x tiempo, por la avaricia desmesurada de los que gestionan a día de hoy esta herramienta.

Si Teamviewer esta donde esta, es por la comunidad, dado que siempre hemos puesto esta herramienta de ejemplo, de cómo se puede ganar dinero y además ser gratuita para el común de los mortales. Así se ha extendido y popularizado su uso, pero al igual que le pasó al Imperio Romano los más grandes también caen por una mala gestión.

Ahora, intrigado por saber más sobre la escisión en el equipo de Teamviewer, me topé con que estos miembros que se había separado habían montado una aplicación similar que se llama Anydesk, con las condiciones originarias de Teamviewer. Pues que he hecho, desinstalar Teamviewer de mi servidor y pasarme a Anydesk, que como prácticamente es más de lo mismo, en 2 minutos ya la tenía instalada, configurada y funcionando.

Que Teamviewer gestionado por estos usureros descanse en paz, y a su vez le deseo larga y prospera vida a Anydesk.

14/02/2019

© 2019 La caida en desgracia de Teamviewer